ALERGIAS E INTOLERANCIAS

Qué-frutos-secos-y-semillas-debo-comer 6

En Nutrycare te enseñamos y ayudamos a elaborar una dieta equilibrada tanto si tiene diagnosticada una alergia como si es intolerante a algún determinado alimento en una época de la vida.

Las intolerancias alimentarias son reacciones adversas del organismo hacia alimentos que no son digeridos, metabolizados o asimilados completa o parcialmente.

Hay que diferenciar dos tipos de intolerancia alimentaria: las intolerancias alimentarias metabólicas y las intolerancias alimentarias inespecíficas.

Las primeras se producen porque el organismo no digiere bien o no metaboliza correctamente el alimento, lo cual es debido a un fallo orgánico. Las segundas son debidas a que el organismo no asimila adecuadamente el alimento, independientemente del estado clínico del individuo, es decir, se produce tanto en personas sanas como no sanas y la intolerancia se la provoca el alimento al organismo y no al revés, como en el primer caso.

Las intolerancias metabólicas se detectan mediante pruebas específicas de la intolerancia que se trata de diagnosticar, ya que se producen por un déficit metabólico que hay que detectar, como es el caso de la intolerancia a la lactosa, en la que el organismo tiene un déficit completo o parcial de la enzima lactasa, la cual es la que metaboliza a la lactosa.  Lo mismo ocurre en el caso de la intolerancia al gluten o a la fructosa, etc.

Las intolerancias inespecíficas son muy complejas y de difícil diagnóstico. Se producen por una mala asimilación del alimento.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que no siempre el consumo de los alimentos intolerantes nos puede producir estos efectos adversos, incluso puede producirlos en ciertas ocasiones y en otras no.

También hay que considerar que este tipo de intolerancia no es de por vida, sino que es transitorio, cambia con los hábitos alimentarios, con el tiempo y con el estilo de vida. Por ello, los métodos de detección de las intolerancias alimentarias inespecíficas no pueden ser genéticos, por el hecho de ser cambiantes.

Las intolerancias alimentarias inespecíficas son propias de cada individuo, dependen del estado en que consumimos un alimento, es decir, de su composición, de modo que cuando ésta varía, puede variar su capacidad de generar la intolerancia podemos ser intolerantes a un alimento pero no necesariamente alérgicos al mismo.

Realizamos test nutrigenético si se cree necesario.